Fablehaven

domingo, enero 25





Título: Fablehaven.
Autora: Brandon Mull.
Libro 1/5.
Editorial: Roca.
Páginas: 302.








Sinopsis

Kendra y Seth Sorensen van a pasar el verano con su abuelo, un hombre malhumorado que no parece querer saber mucho de sus nietos. Además de todo eso, no hay televisión, ni videojuegos, y el abuelo es extremadamente estricto en lo que se refiere a las normas. Pero sí que les dará algo: seis llaves, un diario con candado y un acertijo que ningún otro primo de Kendra y Seth ha resuelto jamás. Un mundo de criaturas fantásticas, bondadosas y perversas abrirá sus puertas para siempre.


Opinión
Cabe mencionar que este libro captó inmediatamente mi atención desde que vi la portada. Y ni hablar de cuando leí la reseña en el blog Recuerdos e Ilusiones, quede fascinada. 
Seth y Kendra son hermanos, y van a visitar al abuelo Sorenson, alguien muy reservado y que evita a toda costa visitar a la familia, o invitarlos a su casa. La desafortunada muerte de los abuelos maternos de los niños envía en coche hasta unos enormes terrenos boscosos, en donde se encuentra una finca y una naturaleza maravillosa y casi difícil de creer.
Pero el hecho de que no hubiera artefactos tecnológicos con los que los niños de hoy en día se entretienen, me dio mucho que pensar. Creí que sería uno de esos abuelos gruñones y que los niños se la pasarían aburridos siempre. ¡Y fue todo lo contrario!

Es un libro narrado en tercera persona, en tiempo pasado y redacta los sucesos cuando Seth y Kendra están separados. A Seth siempre vamos a encontrarlo aventurando, sea peligroso o no.

Muchos creen que deben ver para creer. Sin embargo, en estos temas yo opino que hay que creer para ver. Me han llamado "loca" ya, y nada les impide que crean lo contrario. 
A mis 12 años y medio me obsesioné tanto con un video del cadáver momificado de un hada encontrada en un bosque. Yo sentí tanta tristeza, que mi mente no podía dejar en esa criatura. El tejido momificado al parecer era de piel real. Yo siempre he tenido una gran creencia acerca de estos seres mágicos, así que dibujé un hada entre unos hongos de fondo rojo con lunares blancos, y al día siguiente fui a la escuela. Eran las seis de la mañana y estaba oscuro, hacia calor y en mi secundaria había unas gradas en donde se sentaban para ver los partidos de futbol, entonces había un árbol que tapaba el resplandor de una lámpara gigante que proyectaba una luz blanca. Me encontré con una amuga y comenzamos a hablar, apartadas. casi por completo de los demás alumnos. Mi amiga estaba de espaldas a la lámpara y charlábamos de cosas sin importancia., hasta que de pronto me detuve y mis ojos se abrieron como enormes platos. Ella dijo: ''¿Tengo una cucaracha?'', asustada. Una sensación extraña, como cuando eras pequeño y encuentras tus regalos debajo del pino de Navidad, se apoderó de mí. No corrí, no grité, sólo la admiré. Detrás de mi amiga, que siguió mi mirada y se volvió, se encontraba una mariposa que revoloteaba alrededor del tubo de la lampara, despidiendo un magnífico resplandor amarillo fluorescente, como el de los marcatextos. No había modo de que estuviera alucinando, al menos que mi amiga también lo hiciera. 


Y vale, volviendo al tema, porque me perdí en mi anécdota, esta historia me ha parecido una de las más divertidas que he leído. Me recordó a las Crónicas de Spiderwick y a Una serie de eventos desafortunados. Curiosamente Las cronicas de spiderwick comparte algo muy curioso con este libro. Por ejemplo, a Kendra y Seth les toca dormir en el desván que resultaba ser una habitación de juegos. No son los típicos abuelos malvados y amargados que tratan mal a sus nietos, así que esto me.impresionó mucho. La leche: vaya, a mí no me gusta tomarme la leche sola, no hay razón para ello. Así que me han inspirado a probarme la leche a ver si me pasa lo que a estos traviesos. 
¿Será que me había tomado leche esa mañana? 


Claro que el adjetivo "travieso" no se aplica mucho a Kendra, sino a Seth, cuyo espíritu aventurero es predecible por lo curioso que es. Cada vez que le prohíben una cosa, su emoción y curiosidad se activa abriéndole paso a la aventura que lo hará tomar su cajita de cereales con su kit de emergencia. Es gracioso, porque el tonto piensa que podrá contra los seres mágicos que quieran atacarlo en su exploración al bosque prohibido. Me reí bastante leyendo esta historia, y aunque no quiero contarles mucho para no hacerles spoiler, no puedo detenerme así que lo siento mucho si sigues leyendo esto y terminas enojado conmigo por tantas revelaciones. 

Sin embargo, Kendra es muy diferente a Seth. Es... ¿cómo decirlo? Una Hermione Granger con sus notas altas y evitando quebrantar las normas como su hermano. Que contraste, ¿no?
Si, es un libro infantil, que consta de una escritura compleja y una trama muy ingeniosa. 
La humanidad esta cegada por la ignorancia y nos impide ver más allá de lo que no creemos. ¿Ven por qué pienso que hay que creer para ver? ¿qué pasaría si en realidad los seres mágicos se vieran amenazados de extinguirse por culpa de la obra humana? Así como estamos destruyendo el planeta, el egoísmo e ignorancia ha orillado a Fablehaven a reforzar y a estar alertas a las generaciones de cuidadores de esta reserva de seres mágicos.





Ninguna mitología ni religión que yo conozca contiene todas las verdades.


Me quede boquiabierta con el parecido que tenemos Kendra y yo. Les pondré la siguiente frase:


 Tienes razón, en el fondo no soy capaz de verme de adulta. 
Una parte de mí se pregunta si de verdad algún día llegará el instituto. A veces creo que tal vez moriré joven.

No sólo nos habla sobre lo peligrosos que pueden ser algunos seres mágicos. Ya que, aparte de ser algunos tan maravillosos, otros suelen ser terriblemente peligrosos, horribles y traviesos. Lo cierto es que imaginar y ver, son cosas muy distintas que debemos apreciar y tener en cuenta siempre. Hay cosas fuera de nuestro entendimiento, como por ejemplo, ¿han escuchado acerca de los glamours? bueno, es como un hechizo o algo así, que hace que la gente vea a ese ser fantástico, como algo ordinario. Entenderán cuando lo lean(si es que lo hacen), por qué les hablo sobre esto.

En tiempos, los dominaba con una agilidad natural. La maldición de la mortalidad. Te pasas la primera parte de la vida aprendiendo, haciéndote más fuerte, más capaz. Y entonces, sin que sea culpa de uno mismo, el cuerpo empieza a fallar. Involucionas. Brazos y piernas fuertes se vuelven flojos, los sentidos aguzados se vuelven torpes, la constitución recia se deteriora. La belleza se marchita. Los órganos empiezan a fallar. Te recuerdas la misma en la flor de la vida y te preguntas dónde estará esa persona. A medida que tu sabiduría y tu experiencia alcanzan sus cotas máximas, tu cuerpo traicionero se convierte en una prisión.


En su juventud, los mortales se comportan más como unas ninfas. La edad adulta parece estar a una distancia infinita, por no hablar del debilitamiento de la vejez. Pero acaba dominándote, inexorable e inevitablemente. Para mí es una experiencia frustrante, algo que enfurece y una lección de humildad.


Esto que dice Lena es muy cierto y me asusta. No quiero envejecer. Y creo que el miedo a hacerlo tiene que ver con pensar que moriré joven. Cuando era niña pensaba que aunque existiera la muerte, yo era tan invencible como un súper héroe. Ahora solo pienso que soy tan frágil como una burbuja. 
He desvelado el pasado que da motivo al diálogo anterior, y esta es una manera muy original, coherente y nostálgica de explicarnos lo que se sentiría ser inmortal, y los cambios que presenta la mente al cambiar de naturaleza. Aunque ningún humano o animal que conozcamos de la vida diaria( seres ordinarios), sepa lo que este término se refiere, es una manera muy acertada de describir ser inmortal. Ojalá Drácula pudiera decirme que onda,  así que por ahora sólo tenemos una vaga idea y las creaciones de Brandon me han dejado en shock.




Me gusta mucho escribir reseñas largas, porque dejo una parte de mí con ustedes, que de verdad quiero compartir. En esta entrada siento que puedo expresarme mucho mejor con respecto a los seres fantásticos. Yo sí creo en las hadas.



Así que, si llegas a ver una revoloteando, no intentes atraparla en un frasco de vidrio con un espejo para atraer su reflejo, porque como he aprendido, las hadas son vanidosas, egoístas y de inofensivas no tienen nada.
Las historias fantásticas han influido mucho en mi vida desde la infancia, y considero que es mi género favorito.
Cuando llegué a la mitad del libro, decidí comenzar a escribir esta reseña, porque me di cuenta que me gusta tener las ideas frescas en mi mente, y esta es mi mejor forma de invitarlos a que le echen una hojeada a ver qué les parece.
A las dos de la mañana de hace unos días seguía leyéndolo, en la parte de la noche del solsticio de verano, que es uno de los cuatro días al año, en que las criaturas del mundo mágico tienen permiso como que de hacer de las suyas y ser libres, desde que termina el crepúsculo hasta que el sol aparezca.

Tú sólo crees que quieres saber. Parece que saber no hace daño,
mientras te paseas bajo un cielo azul y despejado una agradable mañana en compañía de un amigo. Pero ¿qué pasará mañana cuando estés a solas en tu cuarto, en medio de la oscuridad, cuando fuera la noche se llene de sonidos antinaturales? Es probable que lamentes haberme hecho ponerle cara a lo que gime al otro lado de la ventana.


Estaba aterrada desde la parte en que leí esa frase, y cuando llegué a la noche del solsticio de verano...ya se imaginarán como estaba yo, y para colmo había truenos y había comenzado a llover. Literalmente sentía que me ahogaba cuando se me acababa el oxígeno debajo de las cobijas gruesas y tenía que sacar la nariz de vez en cuando, evitando abrir los ojos por miedo a que alguna cosa horrible me asustara.
Un punto que venero de este libro, algo que admiro bastante, es el respeto que muestra el abuelo a todos los seres mágicos, ya sean buenos, o malos, respetando de este mismo modo el tratado que hacía generaciones se había establecido entre humanos y estas criaturas. Y también aprendí que, si eres curioso y metes las narices donde no debes...puedes tener problemas, como Seth.


Así que mis impresiones de esta primera parte de la saga, han sobrepasado mis expectativas. Ahora, si me disculpan, iré a fangirlear.


Con mucho cariño, Londres.

5 comentarios:

  1. Sinceramente, no conocía este libro! Pero con tu reseña me ha despertado curiosidad! Me lo anoto para darle una oportunidad cuando pueda =)

    Un saludooo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias por visitar nuestro blog, de verdad espero que te guste este libro :D ¡besos!

      Eliminar
  2. ._. una biblia XD suena interesante tal vez me lo busque digital

    ResponderEliminar
  3. Jajajaja prometo no escribir más de la cuenta la próxima vez :v, creo que me emocioné jajaja es que siento que si no soy muy descriptiva o expresiva no es una reseña tan buena jajaja y si es genial <3

    ResponderEliminar
  4. Suena a una estupenda lectura!! En definitiva lo quiero!! aunque traiga frases que peguen jajaja, u.u solo que yo creo que será el año que viene por que quier ocompletar unas sagas antes. Saludos

    ResponderEliminar

Gracias por tu visita, agradecería tu opinión. Aunque no responda, ten por seguro que te leo ;). Con cariño, Londres.