Reseña: Apropiación Indebida. Una novela sobre el amor

sábado, julio 18


 Título: Apropiación Indebida. Una novela sobre el amor.
Autor: Lena Andersson.
Páginas: 206.
Editorial: Alfaguara.
Gracias a Penguin Random House por el ejemplar.



Sinopsis

Ester Nilsson es una poeta y ensayista de treinta y un años que vive resguardada en el mundo de las ideas y de una relación sin sorpresas. Un día de junio recibe una llamada telefónica de Hugo Rask, quien, cuando llega el momento, la escuchará hechizado entre el público. Al final del acto Ester y Hugo se presentan y conversan. Ese encuentro aparentemente inocente da origen a una singular historia de amor...o de obsesión. ¿Dónde están los límites entre una y otra? Apropiación indebida se convirtió en un fenómeno de ventas en Suecia y encendió la polémica sobre un tema insólito: el amor. Cáustica y deslumbrante como las historias de Ingmar Bergman.


Opinión

Ester Nilsson, tras descubrir cuál era su misión en la vida, y llevar 13 años viviendo en una misma rutina, al mismo tiempo comenzó a evitar situaciones que la alejaran de aquello a lo que quería dedicar su tiempo: leer, pensar, escribir y conversar.

Desde los inicios de este libro se pueden percibir algunos debates dentro de la mente de Ester, quien, durante el segundo encuentro con el artista Hugo Rask, no sabe si quitarse el abrigo o no, por temor a hacer notar el ‘’amor’’ que siente por él (lo cual es algo ridículo y algo paranoico).

El libro tiene una escritura elaborada, y adulta, que de vez en cuando me hacía detenerme y volver a leer las frases plasmadas, notablemente con inspiración profunda. Los diálogos suelen ser bastante intelectuales, algo que me irritó un poco, ya que raras veces comprendía algo de lo que se decía. Esto me hace darme cuenta, de que esta clase de libros no son lo que busco; sin embargo, esto no me detuvo, ya que tenía curiosidad de si la cosa resultaba ponerse un poco mejor.

La escritura de Andersson se enfoca principalmente en el fuero interno de la protagonista, dejando a un lado, descripciones como: ‘’la habitación era azul, la moqueta era blanca y olía a canela’’, es decir,  no se centra demasiado en guiar al lector y establecerlo en un punto preciso del mapa. No sé si me explico.

Ester parece desesperada y aburrida, así que abandonó el calor del techo de su novio y se mudó a casar de su madre temporalmente, esperando encontrar un departamento pronto. La ruptura entre ella y Per no fue dolorosa en absoluto, al menos para ella, ya que tenía bien enganchadas las esperanzas de pronto tener algo con Hugo.

Para Ester, la base de una relación, y una de las cosas que más le importan, es tener buenos temas para hablar, y no aburrirse. Así que, tras ver esto en Hugo, le fascinó aún más, sufriendo por tenerlo, aunque por supuesto haciendo lo posible por no demostrarlo.
La vida de la protagonista dio un giro repentino, pues…

‘’Guardaba recuerdos borrosos de una vida reciente en la que se había dedicado a algo más que sus sentimientos, en la que se había interesado por el mundo exterior, había intentado aprender cosas y había sentido la alegría de vivir. Ahora se consagraba exclusivamente a tratar de entender si él quería algo con ella o no.’’

Ester logra atraer sexualmente a Hugo, pero tal parece que solo eso, pues en todo momento, ella, al darse cuenta de la frialdad, comienza a ser atacada por la preocupación, y, como dice el libro…la decepción, puede pasar a decantarse hacia la alegría que se produce ante el más mínimo detalle cuando las expectativas decrecen. Esto, yo creo que sucede cuando tenemos muchas esperanzas de que algo funcione, y al final nos decepcionan enormemente.

Me identifico con Ester, pues he pasado por esos momentos bastantes angustiosos,  difícilmente voy a creer que alguno de ustedes no haya pasado por esto.

En mi opinión, ella tiene suficientes esperanzas como para dejar que alguien la destruya de ese modo, haciéndola sufrir lenta y gradualmente.

Simplemente, siento que Ester y Hugo no debieron haber iniciado absolutamente nada. O sea, no se volvieron novios, sino como…amigos con derecho. Una aventura y nada más, que a Ester le preocupa que no llegue a otra parte. Principalmente pienso esto, pues porque ni siquiera se conocían a fondo, así que, sea lo que sea que tuvieron, lo considero algo vacío.

También me visualizo en Ester, porque, cada cosa que Hugo respondía, que la decepcionaba enormemente y le daban ganas de matarse, se proponía descubrir lo que su respuesta significaba, sometiéndola a un serio análisis de mujer enamorada.

Sencillamente a Hugo no le interesaba ella, más que para tener relaciones. De ahí en fuera, ella no significaba nada.

‘’Lo que quería oír era: “¿Qué vamos a hacer hoy? ¿Qué quieres que hagamos hoy?’’ No la excluyente frase: ‘’¿Qué vas a hacer hoy?’’

Hugo Rask era una de esas personas que quería presentarse ante los demás como un tipo simpático, cálido y cariñoso. Me desespera bastante a este tipo, y el sufrimiento de Ester, simplemente hace que la historia parezca en un escenario neblinoso y nublado. Lo hace todo más triste, confuso, nostálgico y desesperante.

Por mucho tiempo, pensé que este tipo de…amor, era obsesión. Y es que, hay diferencias entre ambas cosas. Yo pienso que Ester está enamorada y nada más, pues, el tipo simplemente no le hace caso, y ella se muere por compartir una vida con él para toda la eternidad, mientras él no. Prefiere no engancharse y centrarse en su trabajo solitario, intelectual y social.

El problema de ella, es que esta…relación (podría decirse así) significó mucho más para Ester que para Hugo, ya que él puede estar unas semanas sin hablarle después de pasar un día cenando, y después ir a su casa y acostarse. Mientras que ella se la pasa cada segundo del día preguntándose por qué el no la llama. Y pues, esto señores, es tortura de verdad.

Las conversaciones entre Hugo y Ester, eran bastante intelectuales en su principio, pero mientras fueron avanzando, ya no hablaban tanto. Él se veía más distante, preocupado y algo desinteresado. Huía como cobarde.

Ella quería explicaciones a este tipo de comportamiento. Hugo no se las daba, sintiéndose interrogado, como si después de acostarse con ella, no fuera digna de escucharlas.

Me enoja bastante el efecto que este personaje secundario en la mente, corazón y alma de Ester, pues, con una simple acción, cuando ella está a punto de olvidarlo y se ha adaptado a la rutina que implica no llamarlo ni saber nada de él…él lo jode todo y enciende chispas de esperanza en su ser, que la esclavizan y la hacen retroceder, volviéndola dependiente.

Sencillamente, Ester no tiene la fuera de voluntad y el coraje suficiente para dejar de buscarlo y alejarse de él. Se enfada con sus amigas, quienes le aconsejan que se olvide de él por completo, y que le está haciendo daño. Y bueno, como el amor es ciego…Ya saben, la tipa es completamente idiota al no valorarse a sí misma y seguir permitiendo que ese tipo que tanto quiere que lo alaben por su ‘’arte’’, la manipule con el más mínimo movimiento.

Pero lo cierto es que nunca antes me había encontrado con una historia y un personaje que me entendiera tanto y se parezca a mí. Le agradezco mucho a la autora por escribir este libro, y antes haber analizado estos comportamientos, sentimientos y razonamientos que nos hacen preguntarnos si de verdad seguimos siendo nosotros mismos al enamorarnos, ya que, como ya sabemos, los ánimos bajos pueden subir al encontrar a esa persona especial, y por consiguiente transformarnos por completo.

Así que, a final de cuentas, ¿qué pienso yo? Pues, creo que de verdad no somos nosotros mismos al enamorarnos. Es decir, para mí es molesto que una persona pueda controlar nuestro estado de ánimo. Como Ester, que sentía la necesidad de saber lo que Hugo hacía cada segundo del día, lo cual, en un momento me hace pensar que es sólo enamoramiento que orilla a la obsesión.

Hay bastantes frases en este libro, que en el momento de leerlas, no dudé ni un momento en sacarlas fotos para subirlas a mi Instagram, o para subirlas en la reseña, pues, son frases que guardan ese toque de sabiduría, experiencia, al mismo tiempo que son poéticas, y, con palabras bien elegidas que se centran en la etapa adulta madura.

El libro, de principio a fin prácticamente se queda en las mismas. Ester sufre y anhela estar con él, pero esta es una de esas historias en donde el amor no correspondido nos tortura, nos hace enojar y queremos golpear al personaje hasta hacerle el mismo daño que le hicieron a la protagonista. Pero como dije, uno debe saber hasta dónde dejar de insistir, y Ester, aunque quería fingir que no le interesaba, lo llamaba y seguía sufriendo, porque, ella...siento que no se valoraba a sí misma y tenía una autoestima demasiado baja como para andar detrás de un hombre que simplemente no iba a cambiar, aunque le diera falsas esperanzas.

Así que ya saben: al diablo con esas personas.



PUNTUACIÓN

3 comentarios:

  1. Hooola!!! No conocía el libro, pero tampoco me atrae. Después de leer tu reseña parece que no es para mi ya que soy de las que no les gusta ser torturada por un amor incorrespondido. Tampoco ver anhelar a Esther y sufrir. No gracias xD! Aunque no parece un mal libro, asi que tal vez si algun dia me siento con deseos de torturarme ya que leer xD

    Gracias por la reseña!
    Besos!

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola! No conocía de este libro, y la verdad que ahora que leí tu reseña lo pondré en mi lista de libros por leer! Te sigo, si me siguieras en mi Blog estaría muy agradecida, besos! :) http://gabysreadings.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  3. ¡Holaa!
    Jamás había oído hablar de este libro, pero la verdad es que, luego de leer tu reseña, me dieron muchas ganas de leerlo. A lo mejor este verano :)
    ¡Besos!

    ResponderEliminar

Gracias por tu visita, agradecería tu opinión. Aunque no responda, ten por seguro que te leo ;). Con cariño, Londres.