Una canción macabra

sábado, enero 30




Título: Una canción macabra.
Autor: William Alexander.
Páginas: 198.
Editorial: GranTravesía.


Zombay es una ciudad donde los duendes caminan por sus calles y las brujas realizan hechizos y encantamientos. Allí vive Kaile, una chica enamorada de la música que un día se topa con un viejo duende. Este duende es el líder de una afamada compañía de teatro itineRante que inesperadamente le ofrece a Kaile una flauta tallada en un hueso muy antiguo capaz de controlar espíritus malignos. Sin embargo, después del primer soplido, Kaile descubre que ha sido separada de su sombra, y como todo el mundo sabe, cualquier persona que no tenga sombra ya no pertenece al reino de los vivos. Es entonces cuando Kaile descubre que el destino de la flauta embrujada está unido a un aterrador espectro conformado por los huesos de todos los ahogados en el río Zombay. Con este fantasma persiguiéndolos y la amenaza de una inminente inundación, Kaile y su sombra tendrían que hallar la forma de salvar su ciudad del desastre.



Esta lectura pertenece más al género de fantasía infantil, y tengo que decir que es una historia bastante original. Me recuerda un poquito a Las Crónicas de Spiderwick (que leí hace unos años atrás, en digital), pero admito que lo único que tienen en común son las criaturas fantásticas como los trasgos.

Duente de Las Crónicas de Spiderwick.
Kaile es hija de panaderos, vive en un mundo donde la magia es algo común, así como los hechizos y espectros.

No sé bien cómo redactar mis opiniones, pero lo que sí puedo decir sin dificultad, es que no es un libro que se haya convertido en mis favoritos. La trama es simple, pues el propósito de la historia es evitar una inundación con ayuda de la música. Hubo algunas veces en que sí tuve que dejar de lado el libro porque no logré conectarme por completo con los hechos; siento que le faltó un poquito de aventura y emoción. Aunque para ser una historia para niños, me gusta mucho.

Es un libro...como lo dice el título, macabro, en donde seres escalofriantes acechan cada página. Me pareció una lectura bastante interesante y sobre todo inspiradora y maravillosa.

Me habrían gustado algunas ilustraciones para poder sentir más profundamente esa magia, además de los pequeños dibujitos que separan cada capítulo o párrafo.

La música juega un papel muy importante en esta historia de fantasía, y admiro mucho la gran idea de William Alexander, aunque siento que faltó un poco describir los personajes. Es decir, en ningún momento vi que describieran los atuendos con dedicación o las características físicas de Kaile.

Me encariñé bastante con Shade, la sombra de Kaile, ya que al principio estas dos no se llevan muy bien, y en el transcurso de los acontecimientos, ambos personajes ya comienzan a aprender a contar la una con la otra.

Y me pareció muy interesante el que haya un glosario en la parte de atrás del libro, que nos saca de las dudas de las palabras que no comprendemos (aunque son muy pocas).

Espero poder leer más sobre este autor, y que sus obras logren cautivarme lo suficiente para darle un puntaje más alto. Saludos chicos :).


PUNTUACIÓN
4/5


Londres.

No hay comentarios:

¿Qué opinas?

Gracias por tu visita, agradecería tu opinión. Aunque no responda, ten por seguro que te leo ;). Con cariño, Londres.