Cómo hablar dragonés

martes, junio 28



Cressida Cowell
233 páginas
Editorial SM

¡Gracias a la editorial por el ejemplar!


Chimuelo, el dragón de Hipo Horrendo Abadejo III, ha sido capturado. Hipo se enfrenta a los temibles romanos para tratar de salvarlo. Su capacidad para comprender distintas lenguas le será de gran ayuda e intentará convertirse, una vez más, en un héroe vikingo.







Me fue un poquito difícil saber qué número de serie era ese libro, ya que, gracias a mis conocimientos cinematográficos, Cómo entrenar a tu dragón fue el primer libro. Y bueno, terminé topándome con que esta es la tercera parte que continúa con las aventuras de Hipo Horrendo Abadejo III. Ojalá me hubiese dado cuenta de esto antes de terminar de leer el libro, aunque dudo que la editorial hubiese querido enviarme los dos que faltaban. En fin, ya tendré tiempo de leer los anteriores, pues me di cuenta que no es muy necesario leer los capítulos anteriores.

La historia comienza con Hipo, que narra su vida de niño inexperto y torpe, pero en tercera persona. Me gustó demasiado esta edición, porque es en tapa dura y tiene unas ilustraciones tirándole a lo abstracto y bastante sencillo. El arte de este libro consiste en la imperfección de estas animaciones, ya que parece como si un niño hubiese rayoneado las hojas y derramando charcos de tinta en los espacios en blanco. ¡Pero algunos son buenísimos!



Nos describen a Hipo como un niño flacucho con brazos tan delgados como cuerdas y cabellos llameantes y alborotados, y es el típico niño debilucho y bulleado por su complexión física en la escuela. También tiene muy malas notas y es...podría decirse, la vergüenza de los Vikingos, teniendo en cuenta que su padre, Estoico, es el Jefe de la Tribu Vikinga.

En lo personal, no me gustó nada que el padre de Hipo sólo lo presionara diciéndole qué es lo que debe hacer y no hacer un Vikingo, siento que son muy aferrados a los estereotipos de su tribu y lo único que hace es presionar a su hijo para que la responsabilidad de héroe caiga sobre sus hombros.

Nuestro pequeño protagonista tiene un dragón de mascota ( o al menos así le diría yo ), cuyo nombre es Chimuelo. Esta criatura es demasiado pequeña para mi gusto y simplemente NO se adapta a las características actualizadas de la película, en donde nos muestran un dragón negro) y grande, comparado con la original creación de Cressida Cowell, un dragón muy pequeño y de color esmeralda.

Como la sinopsis lo dice, Chimuelo es secuestrado por los romanos, enemigos de los Vikingos. PERO, se llevan la gran sorpresa cuando unos Cagacacos muy grotestos también se llevan a Hipo y a su extraño amigo Patapez. El plan que tienen los romanos es formar un ejército de dragones y secuestrar a los hijos de los Jefes de cada tribu. Y lo que quieren primeramente, es el libro de Hipo, en donde apunta las palabras en idioma dragonés para poder comunicarse con estas criaturas fantásticas.

Me encantan las historias remontadas en la época medieval, y mucho más si están escenificadas en un paisaje noruego o irlandés, ustedes saben, cosas como los castillos de piedra construidos al borde del acantilado. 



Creo que ha sido un poquito bobo en algunas ocasiones, pero lo cierto es que tiene ilustraciones muy bonitas que nos guían en esta lectura, incluso tiene algunos mapas o planos del Fuerte Siniestro (el oscuro castillo romano), y al inicio del libro nos da la bienvenida un mapa compuesto por las islas que colindan con La Isla Berk, en donde habitan los Vikingos.

Y de pronto me di cuenta con total claridad de que alfilerazos éramos en este universo océano. ¡Qué jactanciosos insectos! ¡Qué presumidas amebas!
Pero el tablao no lo es todo, como siempre le digo a Patán Mocoso. Por pequeños que seamos, siempre deberíamos luchar por lo que creemos justo.
Y no quiero decir luchar con la fuerza de nuestros puños, o el poder de nuestras espadas. Eso ha sido siempre el problema con nosotros los vikingos.
Yo quiero decir el poder de nuestros cerebros, nuestros pensamientos y nuestros sueños.

En general, me gustó este libro, aunque no al punto de volverme loca, pero es una lectura muy entretenida, simple y rápida.



CHIMUELOSVEYAPRONT!


- L o n d r e s - 

No hay comentarios:

¿Qué opinas?

Gracias por tu visita, agradecería tu opinión. Aunque no responda, ten por seguro que te leo ;). Con cariño, Londres.