Las aventuras de Finn en Bocanegra

jueves, junio 23



Shane Hegarty 
348 páginas 
Editorial Salamandra

Muchas gracias a la editorial Océano por el ejemplar.


Amenazada por la invasión de unas criaturas mágicas llamadas leyendas, la aldea Bocanegra cuenta con la protección de la familia de Fin,, probablemente el cazador más incompetente que ha existido nunca. A sus doce años ha sido incapaz de realizar aún las tres capturas obligadas, y si no lo consigue antes de cumplir los trece, cuando se celebre su ceremonia de iniciación, se convertirá en el primer miembro del clan que fracasa en el intento. El primero. En toda la historia de Bocanegra. 

 Sin embargo, no todo en la vida se reduce a cazar y Finn pronto descubrirá que posee otras aptitudes igual de valiosas. Puede que sea el peor cazador de leyendas de la historia, pero en estos momentos es la única esperanza de Bocanegra.







Primero que nada le agradezco enormemente a la editorial Océano por hacerme llegar este ejemplar tan maravilloso. Desde que me enviaron el boletín de esta novedad, no dudé ni un segundo en difundir su existencia en el blog, pues tengo que admitir que viví eso que se llama amor a primera portada con este libro. 

Soy adicta a las historias fantásticas y aunque creo que debería comenzar a probar con otros géneros, fui débil. Pero lo más curioso del caso, es que no lo encargué, ya que tenía muchos pendientes, sino que la editorial misma tuvo la genial idea de que viajase a mis manos este tesoro.

Y aquí estoy. El libro está narrado en tercera persona y el personaje principal es Finn. Así, Finn a secas. Sin apellido, al menos hasta que cumpla sus trece años, y les contaré por qué.



A sus escasos 12 años, el chico tiene que estar preparado para ser nombrado un cazador de leyendas, y éstos son, nada menos que...digamosle así, guerreros encargados de proteger una aldea en concreto. Y las leyendas son seres mitológicos, animales fantásticos parlanchines que quieren apoderarse de la Tierra, no sin antes causas estragos con su presencia apestosa.

Por el momento, el padre de Finn, Hugo, es el guardian de la aldea maldita en la que viven, cuyo nombre es Bocanegra. Sin embargo, a pesar de que en todas las aldeas del mundo han dejado de abrirse portales que permiten darles transporte a las leyendas hacia la llamada tierra prometida, Bocanegra no se ha librado de ellos.

Así pues, si Finn no se prepara para convertirse en un cazador de leyendas, los logros de sus reconocidos ancestros habrían sido en vano. Por esto, Hugo siempre es duro con su hijo, tratando, al mismo tiempo, no perder la paciencia.

Aquí hay cierta fricción entre padre e hijo, pues Hugo no tiene la comunicación suficiente con su hijo. Es un hombre que se niega a escuchar a Finn, y por lo que he visto mantiene a su esposa muy aislada en cuanto a los temas de las leyendas se refiere.



Un día llega a la aldea una niña pelirroja llamada Emmie, que siente un especial y extraño interés en Finn, por lo que no duda en tratar de hacerse su amiga. Aunque hay un problema: Finn no tiene amigos y no le gusta hablar con nadie, pues la mayoría lo molesta mucho con el tema de las leyendas, como esos gemelos irritantes que se sientan a su lado en clase.

Y, como soy muy irritable, no me agradó mucho Emmie, pues era muy entrometida en los asuntos de Finn. Incluso pensé que era tan jodona porque quizás era una leyenda que cambiaba de forma y se camuflaba con los humanos (Oye, Shane, eso podría haber sido bueno).

Lo que más me gustó de este libro fueron las ilustraciones, y no pude evitar spoilearme con ellas, porque sé que necesito más libros como estos, y literalmente estoy eufórica con esta adquisición.

El objetivo principal consiste en impedir que una profecía sea cumplida, Finn y su padre deberán unirse y reforzar su relación padre-hijo para lograr que estos seres hambrientos de caos, no acaben con la humanidad.

Lo que sí me molestó bastante es que, los habitantes de esta aldea (en donde nadie querría quedarse estancado toda su vida, y la cual tampoco encuentras fácilmente a menos de que te pierdas), se ponían a reclamar por las desgracias que les sucedían a sus puestos, autos, casas, y bueno, en resumen, sus pertenencias. Es decir, si saben que Finn es un aprendiz de cazador de leyendas, y el futuro guardián de la aldea, ¿cómo te pones a reclamar por no atreverse a desecar a estas temibles bestias, o fallar por poco? Digo, si ellos no hacían otra cosa más que gritar, ¿qué derecho tenían de ir a reclamar, cuando ellos en realidad sólo querían hacer el bien? Me parece algo inaceptable. Yo en su lugar habría puesto a prueba a la sociedad y me habría cruzado de brazos, esperando a que tomaran la iniciativa de abalanzarse contra esos monstruos.



Es una historia llena de aventuras, y más que nada, de acción, con toques de ciencia mezclados con magia, que rompen las barreras de la lógica del mundo humano. Me encantó. Me lo leí más o menos en cuatro días, no podía abandonar las páginas, a excepción de una noche que me leí como ochenta páginas y mis ojos ya estaban prácticamente viscos y ardientes.

Si creen que éstas son todas las imágenes, no se imaginan lo que les espera. Así que, si te llama la atención, ¿qué esperas?



- L o n d r e s -

2 comentarios:

  1. Hola :D
    No sabía nada del libro ni de su existencia. Debo saber que yo también soy muy débil cuando se trata de fantasía, pero estoy intentando variar en mis géneros. Me gustó mucho lo que cuentas del libro y me alegro que te haya gustado. Me has dejado con muchísima curiosidad sobretodo por como describiste a Finn xD
    Saludos^^

    ResponderEliminar
  2. Hola
    La verdad es que no sabía nada de este libro, puede porque aún no esté en mi país y pues, ni preste atención... A mi ser que sea uno de los subgéneros románticos y pues, ya me tendria.
    Lo voy a tener en cuenta, porque si de una te lees ochenta paginas, es buena señal.
    Saludos

    ResponderEliminar

Gracias por tu visita, agradecería tu opinión. Aunque no responda, ten por seguro que te leo ;). Con cariño, Londres.