Cinco Reinos | Invasores del cielo

miércoles, julio 13



Brandon Mull  |  443 páginas  |  Roca editorial


Cole Randolph sólo quería pasar un buen rato con sus amigos en la fiesta de Halloween (y tal vez conocer un poco mejor a Jenna Hunt), pero se verá envuelto en una aventura que nunca fue capaz de imaginar: entrará en los Cinco Reinos, un mundo en medio de otros mundos. 

 Lo que Cole no sabe es que, una vez que entrar en el mundo de los Cinco Reinos, es casi imposible salir de de él. 

 Con la magia de los reinos, Cole y su inusual amiga Mira deberán rescatar a sus amigos y encontrar el camino de regreso a casa...antes de que su pasado sea borrado.







Como ya había leído el primer libro de la saga Fablehaven, de este mismo autor, no tuve que pensarlo dos veces para pedir este volumen a la editorial, pues en su saga anterior, me dejó muy buenas impresiones, y no cabe duda que este autor tiene muchísimas aventuras, no sólo fantásticas sino también muy originales.

Está narrado en tercera persona, desde la perspectiva de Cole, un niño de unos 11 años aproximadamente que, comenzando la historia, está por celebrar Halloween con su mejor amigo Dalton, su mejor amiga Jena y otros compañeros de clase con los que el protagonista no se lleva muy bien.

En ocasiones esta época del año, nos aburre, pues queremos sentir miedo, ¿no?, y eso le pasa a Cole y a los demás chicos. Y qué mejor manera de ir en busca del miedo, que visitando una casa embrujada de la que todos hablan maravillas.

Para su sorpresa, terminan obteniendo lo que quieren, cuando unos hombres extraños, abren la puerta y los invitan a pasar, para luego abrirles paso hasta un sótano.

Estoy hablando de un cruce a otra dimensión, lo cual suena emocionante, pero al mismo tiempo me llena de pavor, ya que no sabes con qué cosas vas a encontrarte. Cole es un niño muy valiente, pues él se escabulle de entre las garras de aquellos extraños hombres y, digamos que lo pierden de vista. Sin embargo, el muchacho decide bajar las escaleras de esa trampilla que curiosamente no tiene fondo.

A partir de aquí comienza la aventura, pues Cole y sus amigos están destinados a ser esclavos. En vista de que, Cole, no tiene habilidad de forjado, por lo que un hombre llamado Durny negocia con sus captores y se lo lleva a Puerto Celeste, de donde los niños raramente viven más de dos semanas y la pérdida de exploradores no es sorprendente.

¿Por qué los llamo exploradores? Pues porque Cole va a formar parte de una exploración de castillos en el cielo. Sé que puede sonar emocionante, y lo es, tomando en cuenta que debes subirte a un barco flotante y aterrizar en estas islas llenas de tesoros. Lo que Los Invasores del Cielo (el grupo al que ahora pertenece el protagonista) buscan son cosas que puedan ser de utilidad.

Normalmente no ocurre gran cosa hasta que pones pie en el recinto del castillo. A veces eso alerta a los semblantes y acuden a la carrera. Otras veces no pasa nada hasta que entras en una estructura, o provocas una respuesta diferente. A veces, el castillo está vacío y resulta presa fácil. Tu trabajo consiste en explorar, ver si hay algo que valga la pena coger y comprobar si hay amenazas.

Ahora bien, no todos los castillos son iguales. Algunos pueden ser de madera, otros de piedra, o de metal, creo que ya me estoy explicando.
Cabe mencionar que cada explorador tiene que completar cincuenta misiones en donde se tienen que jugar el pellejo para poder subir de rango, y quizás comprar su libertad de este modo. Y cada misión se hace válida solamente si rescatas algún objeto que pueda ser de utilidad. No importa si es comida o ropa.

En lo personal lo considero un libro bastante lento, pero supongo que todas sus páginas valen la pena. Tardé muchísimo en leerlo, no puedo precisar cuánto, pero debo confesar que me vi en la necesidad de dejarlo por unos días, para después continuar. Y es que los libros tan largos me dan flojera, honestamente.

Me gustó mucho esta historia, el autor me sorprendió muchísimo con estos extraños paisajes que ha creado y los personajes están super bien elaborados y sus personalidades están muy bien definidas.

No me arriesgo a contarles más, porque no me gustaría contarles de qué va todo, pero sí puedo garantizarles que las aventuras de exploración con adrenalina al mil, son solo el comienzo.


Gracias a PRH por el ejemplar.


 L O N D R E S 

1 comentario:

  1. Me has animado a vivir estas aventuras, me encantaría leerlo^^
    ¡Un beso y felices lecturas!

    ResponderEliminar

Gracias por tu visita, agradecería tu opinión. Aunque no responda, ten por seguro que te leo ;). Con cariño, Londres.