Scarlet

lunes, julio 18



Marissa Meyer  |  426 páginas  |  V&R Editoras




Mientras en nueva Beijing Cinder está a punto de convertirse en una de las fugitivas más buscadas, Scarlet, en Francia, está segura de que alguien secuestró a su abuela. Cuando la policía cierra repentinamente el caso, decide continuar la búsqueda sola. Pero para hacerlo necesitará la ayuda de Wolf, un peleador callejero que parece ser el único camino para llegar hasta ella. 

 JUNTOS, se sumergen en un mundo oscuro y peligroso, y allí conocerán a Cinder y se darán cuenta de que sus historias tienen más conexiones de las que podrían haber imaginado. Juntos, deberán enfrentar a la reina Lunar, quien está dispuesta a todo con tal de que el príncipe Kai se convierta en su esposo, su rey...su prisionero. 

 ESTE NO ES EL CUENTO DE HADAS QUE TÚ RECUERDAS, ES UNO QUE NO OLVIDARÁS.




Si me había tardado un rato en decidirme por leer Cinder, con Scarlet tardé un milenio. Para ser sincera, no se ha convertido en mis sagas favoritas, y esto se debe a la inquietante escritura de Marissa Meyer; no siento mucha conexión por mi parte con los personajes de esta historia. Si bien, el primer libro me conmovió por ratos y me dejó sin aliento en la escena del elevador (los que ya lo leyeron, sabrán de qué hablo), esta historia me dejó un poquito...desconcertada y confundida.

Comenzaré contándoles un poco para abrir paso al tema que quiero abordar. 

El libro está escrito en tercera persona, sin embargo, aunque se trata de Scarlet, una...campesina, también nos narra los hechos girando en torno a la perspectiva de Cinder, que supongo yo es la protagonista principal de toda la saga, haciendo a un lado que los siguientes libros tienen nombres de otras chicas que seguramente jugarán un papel importante.

Scarlet es una chica pelirroja, de facciones bonitas, vive con su abuela después de que su madre decidió abandonarla con su padre. Pero pronto, el señor comienza a desatender a su hija y las visitas a las tabernas comienzan a ser más frecuentes, hasta que la niña se cansa y decide tomar el primer tren a Reiux, un pueblito en donde vive su abuela Michelle Benoit, situado en Francia.

Michelle tiene una granja, gallinas y muchos cultivos, por lo que tiene mucho en lo que entretenerse con su nieta. Todo es felicidad hasta que su abuela desaparece. Y, la pobre chica, con ya dieciocho años de edad, en su desesperación, hace lo posible por descifrar si su abuela fue secuestrada, o si decidió huir. Estas dos incógnitas hacen dudar a Scarlet de si Michelle le escondía algo, pues entre ellas no había secretos.

Pronto aparece Wolf, un chico solitario de curiosos y poco comunes ojos color verde claro (demasiado claros, como para ser reales), mientras la chica se las apaña sola, vendiendo vegetales de sus cosechas a una taberna. 

Y como es de esperarse, este chico se introducirá en la vida de Scarlet, aunque ella no sabe que hay secretos de los que sería mejor enterarse antes de dar el siguiente paso.

La portada nos muestra una capa ropa, ¿no? está de más decir que esta historia es una adaptación al famoso y clásico cuento de Caperucita Roja, por lo que ya se imaginarán por qué Wolf (''Lobo'', en español) , aparece en esta historia.

Tengo que advertirles, ésta vez no me voy a quedar callada. Hay un lío amoroso, una vez más. LÍO AMOROSO. Por las estrellas, qué dramático suena eso, me siento en una telenovela. Y sí, por eso es justo por lo que me siento sumamente desconcertada, pues se supone que Caperucita debe HUIR del lobo, no ir HACIA ÉL, como una idiota. Aunque tengo que admitir que Wolf es encantador, irresistible y tiene un comportamiento que aflora muchas dudas, la autora se encargará de atar estos cabos sueltos que hacen coherente cada pequeño detalle.

Con respecto a lo inquietante de la escritura de Marissa, me dejó muy confundida una escena (o quizás algunas, ya no lo recuerdo bien), donde Wolf y Scarlet estaban supuestamente sobre unas ramas, y de la nada estaban en el suelo.


No sé si habré leído mal, pero me parece que leí unas cuantas veces esa escena y...sigo en las mismas. De igual modo, no siento esa conexión con la escritura de la autora, y si tengo que ser cien por ciento sincera, diré que no me gusta. Pero como tengo la manía de terminar de leer toooodo lo que empiezo, llegué hasta el final.

Ugh, estoy extendiéndome demasiado, pero es lo que se me viene a la cabeza y me siento mucho más inspirada que otras veces que he escrito reseñas, así que tendré que aprovechar.

Me decepcionó enormemente reaccionar y darme cuenta de que el príncipe KAITO ES CHINO. CHINO. C-H-I-N-O. No me gustan los chinos (me refiero a atracción). Sí, es estúpido tomando en cuenta que ya me había leído el primer libro, y aunque titubeé en cuanto a su apariencia cuando leí que la historia es desarrollada en Nueva Beijing, pues...creo que lo ignoré e imaginé a mi Kai como yo quise. Quiero llorar porque no siento que sea...físicamente coherente que el príncipe de un continente asiático tenga rasgos estadounidenses, o ingleses (qué se yo).

La trama de la historia va a responder a muchas preguntas que a lo largo de ésta iremos formulándonos gracias a los hechos. A pesar de que a mí no me impresionó mucho el contenido, y me sentí un poquito como WTF al darme cuenta que hay un romance de prácticamente un día y al otro ya son como uña y mugre, estoy segura de que a ustedes les gustará más que a mí, porque en su mayoría he leído muy buenas críticas de esta saga.

Gracias a la editorial por el ejemplar.



L O N D R E S 


4 comentarios:

  1. Tengo muchas ganas de leer Scarlet porque Cinder sí me gustó y me intriga saber cómo va a ser el romance entre Wolf y Scarlet.
    Respecto al príncipe, yo tampoco lo imaginé con razgos asiáticos y creo que nunca podré imaginarlo así, jaja.

    ResponderEliminar
  2. Hola! Yo hace nada comencé con la saga, y devoré la primera parte. Ahora estoy con la segunda, y por ahora lo llevo bien. Scarlet en ocasiones me irrita un poco, pero Lobo es demasiado adorable y irresistible. No he acabado de leer el libro así que tampoco puedo opinar mucho, pero espero que no me decepcione. He leído reseñas en Goodreads y tiene más puntuación que la anterior. Pero bueno, todo va de gustos.
    Sinceramente yo si me imaginaba a Kai como un asiático. A ver, la historia se desarrolla en Nueva Pekin, es de suponer que sería asiático.

    (Por cierto, me encanta la imagen!)
    Besos!

    ResponderEliminar
  3. Yo tampoco sentí ningún tipo de conexión con los personajes de Cinder y de Scarlet no sé qué esperar. Nunca me había planteado que el príncipe Kai fuera asiático. Es extraño porque yo soy asiática pero me resulta extraño leer libros con personajes asiáticos, no sé como imaginármelos, sé que no tiene mucho sentido jajjaja.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola!
    No me importaría leerlo. Lo buscaré.
    Magnífica reseña.
    ¡Nos leemos! :-)

    ResponderEliminar

Gracias por tu visita, agradecería tu opinión. Aunque no responda, ten por seguro que te leo ;). Con cariño, Londres.