Correr o morir

sábado, marzo 25



James Dashner, 398 páginas, Editorial V&R Editoras.

GOODREADS


Ya he visto la película, y aunque creí que toda la historia sería igual que en la adaptación, afortunadamente me equivoqué. La historia original no se desarrolla del mismo modo que lo hicieron en la película, ¿por qué? no sé, pero siento que he vivido engañada todo este tiempo.

Todo comienza con la llegada de Thomas por medio de un elevador, a un área acorralada por cuatro enormes muros, cada uno de ellos posee una abertura de acceso al laberinto, todas las noches se cierra a una determinada hora, y en el interior de este, monstruosas criaturas los acechan, cuidando de que ningún Habitante se acerque a los límites.

Nadie sabe quién los llevó hasta aquí, ni la razón, ya que su memoria ha sido borrada, por lo que la desesperación es palpable a medida que las cuestiones se incrementan.

''Era todo tan...raro. Se acordaba de muchos detalles de la vida: la comida, la ropa, estudias, jugar, conceptos generales de la organización del universo. Pero cualquier dato específico y personal que conformara un recuerdo real y completo había sido borrado de alguna forma que desconocía. Era como mirar a través de un vidrio empañado. Más que nada, se sentía triste.''

Durante dos años, cada mes, a una hora determinada, llega un nuevo integrante al Área, y cada semana, igualmente a un día y hora determinados, llegan suministros, que han hecho posible la supervivencia de los muchachos. Sin embargo, como es natural, ellos buscan una solución, una salida, y todos los días, un grupo de corredores se divide para recorrer ocho secciones y trazar mapas, esperando descifrar el mecanismo de los enormes muros de piedra que se deslizan cada noche.

Para mí fue una lectura bastante entretenida, y tuve la sensación de que estaba leyendo algo nuevo, pero sigo sin comprender algunas cosas. Me parecen un tanto absurdas unas cosas, por ejemplo el hecho de utilizar la inteligencia e instinto de supervivencia de adolescentes, a tal grado de presionarlos y traumatizarlos de por vida, con tal de encontrar una jodida cura.

Bueno, eso de la cura aún no lo dicen en este libro, pero como ya vi la película de la segunda parte (llámenme ignorante), tengo más o menos una idea de lo que va a pasar, además...joder, los spoilers atacan cuando menos te lo esperas, y bueno...

Me gusta mucho la actitud de Thomas, es un muchacho muy desesperado, que al primer día ya sentía en la sangre que debía ser corredor, podría decirse que es claustrofóbico y quiere saber absolutamente todo sobre lo que está pasando, pero como nadie tiene respuestas, y todo lo que le responden es incierto, decide descubrirlo por sí mismo (bueno, no le quedó de otra). Es absolutamente valiente para la edad que tiene, muy ágil, y no le gusta quedarse de brazos cruzados y resignarse a pasar el resto de su vida encerrado entre esas cuatro paredes. Pero tengo que admitir que a veces sí me sacaba de quicio, ya que él hacía puras preguntas y los demás, aún sabiéndolas, se negaban a contestarlas.

Una de mis escenas favoritas es cuando los Penitentes ingresan al área y atacan la Finca, fue la única escena que me puso los pelos de punta y me dio miedo. Joder, fue tan genial.

Bueno, eso es todo por hoy. Espero que me cuenten si les gustaría leer este libro, o si ya lo hicieron (si les gustó o lo detestaron), y con qué lectura se encuentran en estos momentos. ¡Los quiero!

Londres.

1 comentario:

  1. A mí el libro me aburrió horrores. Cuando avanzaba el libro decía "va a pasar esto" y pasaba, fue tan predecible que me decepcionó. Leí el segundo libro y fue toda una tortura. En cuanto pude regalé los libros porque no tenía sentido tenerlos ahí.

    Qué bueno que a ti sí te gustó. :D

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar

Gracias por tu visita, agradecería tu opinión. Aunque no responda, ten por seguro que te leo ;). Con cariño, Londres.