domingo, octubre 22

La saga de la "Niña Relámpago"


LA REINA ROJA
LA ESPADA DE CRISTAL
LA JAULA DEL REY


ATENCIÓN: Esto puede contener spoilers...aunque no muchos.


Tuve que hacer una relectura de La Reina Roja (que leí hace un año), pues cuando le eché una leída rápida a las primeras páginas de La Espada de Cristal, me quedé boquiabierta y en su mayoría avergonzada de no recordar casi nada...Sin embargo, la relectura me hizo darme cuenta, conforme deslizaba mis oscuras pupilas entre las amarillentas páginas, que es probable que esta autora no cuente con el potencial suficiente para dejar huella en la vida de un lector (algo dramático, pero muy cierto, al menos en mi caso)...

Si la primera vez que leí La Reina Roja, la narración fue tediosa y algunos aspectos de la historia me parecieron plagiados, frágilmente camuflados para que uno no se diera cuenta, la segunda vez que lo hice, me sentí agobiada, no hubo muchos cambios respecto a mi opinión pasada y no creo que los haya en el futuro. 
Tanto los personajes como la trama tienen muchas similitudes con Los Juegos del Hambre (sí, vuelvo a remarcarlo una vez más), solamente que aquí los roles se cambian: mientras que Katniss casi muere de hambre en la puerta de Peeta, a Kilorn curiosamente le sucede lo mismo en la puerta de Mare, y ella lo salva (aquí debería ir una exclamación de conmoción). Y lo cierto es que la cosa no cambia mucho, tomando en cuenta que Kilorn, al igual que Peeta, están enamorados de Mare/Katniss.

Por otro lado, la ciudad de las ruinas, Naercey, es igual al Distrito 13, "olvidado y marginado por la radiación", salvo que nadie sabe que eso es todo una mentira y ambos lugares son utilizados como refugio de rebeldes. ¡Oh, y todavía no termino! ¿Se fijaron que también el apodo de "Katniss, la chica en llamas" es increíblemente muy similar a "La niña relámpago"? Y también tengo que añadir el hecho de que Victoria Aveyard no supo engañarnos ni tantito con el personaje de Maven Calore, el príncipe encantador, la sombra de la llama, y con engañarnos, me refiero a que también tiene la característica de siempre saber qué decir para no empeorar las cosas, rasgo compartido, una vez más, con Peeta Mellark.

Se repite el mismo cansino triángulo amoroso que me hace querer darme de topes en la pared, déjenme explicarles bien cómo está todo:

En La Reina Roja, Mare Molly Barrow es una ladrona que vive en un pueblo muy pobre. Aquí las naciones están divididas por la sangre roja y plateada. Los rojos son de clase baja, tratados como esclavos, su opinión no importa, son marginados y están destinados a servir a los ''dioses'', los plateados, quienes poseen habilidades no comunes como el control del fuego, el agua, el metal, entre otras cosas. Así pues, estas habilidades son heredadas, formando las Casas, algunas son más poderosas que otras y esto atrae riqueza, temor y control.

Más adelante, la cosa se complica cuando a Mare le ofrecen un trabajo en la Mansión del Sol, y su primer día consiste en servir a los Plateados en la Selección de las futuras princesas de Norta. Durante la demostración de Evangeline Samos (que maneja el acero y mueve la estructura del gran ruedo, algo similar a un coliseo romano, pero con pisos amplios donde se disponían las Casas importantes), Mare cae y atraviesa el campo de fuerza con una habilidad que no sabía que poseía: la creación de rayos.

Desde ese momento, todos quedan en shock, haciéndose la gran pregunta de cómo una Roja pudiese tener una habilidad.

Así pues, para calmar este escándalo, los reyes optaron por comprometerla con su hijo Maven Calore. Pero una vida llena de lujos no reemplaza la añoranza de la familia. Por lo tanto, Mare ahora estaba encerrada en una cárcel, jugando el papel de una niña Plateada, hija de Plateados importantes, los Titanos.

Más tarde, la cosa se complica cuando La Guardia Escarlata entra en escena, pues planean una rebelión para erradicar con la esclavitud de los Rojos, anhelan un país pacífico y justo.

Esto ha sido apenas una pequeñísima parte del primer libro, tengo que admitir que La Espada de Cristal ha sido el mejor de los tres, ya que hubo un poquito más de emociones. Sin embargo, el comportamiento de Mare es insoportable, una niña con graves problemas inestablemente emocionales, no sabe lo que quiere; primero alega de que no puede confiar en nadie, por lo que forma su propia burbuja y se debate en una constante discusión consigo misma.
Luego, cuando se da cuenta que los demás se alejan, se queja de su temor a la soledad. Sencillamente me cansó de sus chiflazones.
Y el hecho de culpar a las circunstancias que se vio forzada a vivir, me hacen pensar que es una chica bastante débil.

Creo que jamás había leído un personaje tan egoísta, porque no le importa ni Cal, ni Kilorn, ni su familia. NI SHADE.
También está la constante y fastidiosa actitud de superioridad, y literalmente, en casi todas las páginas del libro, Mare no nos daba ni un respiro e sus alardeos, siempre presumiendo de ser la mejor arma de la Guardia, lo más valioso, y que justamente por eso a esta organización le convenía tenerla viva: porque le tenían miedo.
Creo que en vez de haber visto un cambio positivo o una evolución, fue todo lo contrario y terminé aborreciendo a este personaje.

¿Qué digo del final? Me destrozó. Creo que fue la única escena donde realmente me desgarró. Estuve en depresión como por una semana y lloré como una magdalena...O sea, no hablo de lo que le sucedió en el mero final, sino...ustedes me entienden (para los que lo hayan leído).

Ahora bien, sobre La Jaula del Rey, estoy impresionada y al mismo tiempo decepcionada, ya que (primera observación), apenas hasta el tercer libro, se les ocurrió poner un mapa. O sea, me hice garras con el libro anterior, con tantos vuelos y viajes y, ¿hasta ahora se les ocurre poner el mapa? Pero miraré el lado bueno: a la próxima podría guiarme si quiero una relectura...

Y no sé si a ustedes les pasa pero, ¿se ubican bien en las escenas de acción y pelea y todo eso? Porque yo tengo un grave problema con imaginarme la escena, siempre la leo en cámara lenta y al final termino sin entender nada. La batalla que culmina el libro fue muy confusa para mí, no pude orientarme en absoluto.

El transcurso de este libro también es muy tedioso, pues Mare ha sido esclavizada por Maven, el nuevo rey de Norta. Este muchacho, si antes era un amor, ahora está desquiciado, y todo esto se lo debemos a su madre, que se introducía en su cabeza para transformarlo en lo que ella quería.
Así que sí, Maven está algo trastornado y obsesionado con Mare, pues este ''amor'', (si es que podemos llamarlo así), que siente por la chica, consiste en tenerla encerrada en una habitación de roca silente, llenarla de lujos y vestidos con piedras preciosas, torturarla con un susurro dentro de su mente, pero no puede matarla porque...la ama....JA.

Y bueno, para rematar, siento que la autora quiso forzar los traumas psicológicos que el encarcelamiento le provocó. Por ejemplo, si alguien le toca las muñecas, incluso Cal, le hace recordar a los grilletes de roca silente que le obligaban portar todos los días. Me habría gustado que sonara un poco más natural y no aprovechado con el fin de victimizarla y que los demás sintieran pena por lo que le hicieron. No sé si me explico.

Yo creí que este sería el último libro de la saga, pero me equivoqué, y realmente espero que Aveyard repare las pequeñas grietas que formó en mi alma, porque no me parece muy justo el final.


Londres.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu visita, agradecería tu opinión. Aunque no responda, ten por seguro que te leo ;). Con cariño, Londres.